Periferico Sur 5440 Olímpica Coyoacán 04710 Ciudad de México, CDMX(55)-5086-9118

La reducción de los ciclos de renovación en los smartphones

Repasamos cómo la obsolescencia programada y el elevado salto generacional del smartphone han causado, entre otras cosas, una reducción de los ciclos de renovación.

Con la llegada del smartphone, la industria móvil ha dado un giro de 180 grados. Antes de su nacimiento, las capacidades de los teléfonos móviles eran muy limitadas y quedaban lejos de otros dispositivos como los ordenadores de escritorio, los reproductores multimedia o las cámaras compactas. Esta escasa funcionalidad, convertía al teléfono móvil en algo relativamente prescindible y aumentaba sus ciclos de renovación.

En cambio, con la instauración del smartphone durante los últimos años, el paradigma ha cambiado por completo. Las capacidades de estos dispositivos han aumentado exponencialmente y los saltos generacionales resultan mucho más pronunciados que anteriormente.Esto, junto con la temida y criticada obsolescencia programada y la cada vez mayor dependencia del smartphone, se ha traducido en una progresiva pero firme reducción de los tiempos de renovación.

Tal situación ha llevado a compañías como Movistar Chile a lanzar programas como Movistar One, el cual ofrece una mayor flexibilidad a sus clientes en la renovación de su smartphone. Este programa inteligente de ofertas nos permite cambiar de un smartphone a otro equivalente cada doce meses a cambio de una cuota fija preestablecida. De esta forma, es posible disfrutar de las mieles de la tecnología más reciente a un precio relativamente reducido. A quién no le gustaría, por ejemplo, tener el último iPhone cada año.

Y es que la diferencia entre una generación y otra de una misma familia de productos puede ser extremadamente notoria como consecuencia del elevado ritmo al que avanza la industria. El iPhone 6s, por ejemplo, supone una actualización cualitativa a nivel de hardware a la que ya nos tiene acostumbrados Apple. Todas las áreas han sufrido, en mayor o menor medida, mejoras. Y esto, considerando la increíble dependencia que tenemos con respecto al smartphone, puede resultar realmente importante en el día a día.

Lo mismo sucede con la obsolescencia programada. Los productos de la era pre-smartphone se caracterizaban por un avance menor entre generaciones y por ciclos de vida más prolongados. En la actualidad, en cambio, un teléfono con más de un año de antigüedad ya comienza a mostrar varios signos de fatiga: menor rendimiento, componentes fallidos, menor duración de la batería, deterioro exterior, etc. Una situación que, nuevamente, fuerza a los clientes a reducir el ciclo de renovación de su smartphone.

Aunque pueda parecer lo contrario, esto afecta incluso a los dispositivos de gama alta, los cuales sufren un deterioro considerable tras su primer año de vida. Por eso, programas como el de Movistar One pueden resultar de gran utilidad para solucionar problemas tan comunes como la obsolescencia programada, el mayor deterioro temporal de los dispositivos y el elevado avance generacional que la industria aplica sobre sus gamas de productos.

Categories: Uncategorized

About Jaime Gudiño Cabrera

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *